lunes, 5 de octubre de 2015

ULTRA RACE CANAL DE CASTILLA

          Alla va la Crónica del Ultra  Race Canal de Castilla , bufff por dónde empezar, todo comienza cuando un día  te levantas y dices me voy a apuntar a correr un ultra,  ¡un ultra! si lo máximo que has corrido has sido una media maratón … pues dicho y echo nos apuntamos a los 101 Peregrinos con mis amigas  #mediaticas… ( lo que viene siendo una #pedrada), pero la lesión  la maldita  fascitis plantar me dejo KO, una larguísima temporada y no pude ser de la partida… por lo tanto a  recuperar de la lesión , muchas horas de gym, pilates y mi fisio del alma Alejandra para por fin, ver la luz y  volver a empezar a correr.
           Ahora solo había que buscar un ultra, y apareció el Ultra Race del Canal de  Castilla, además pasaba por mi pueblin, (motivación máxima), que mejor ocasión para debutar, y 107 km por delante, a los amantes de la montaña puede parecerles mas factible que cualquier ultra montañoso, pero este se hace muy muy  duro, no por las pendientes montañosas sino  porque a los ritmos a los que corremos  son bastante mas altos que en montaña, además no  tenemos esos parones habituales en las subidas para recuperar, este es empezar a correr, mantener ritmo  y no parar  por lo tanto a la dureza  física se une la dureza mental que es brutal. En esas interminables rectas del Canal te da tiempo a pensar de todo,  y hacerte multitud de preguntas desde que  ¿Qué coño hago aquí?, hasta pensar en lo bien que estarías tomando unas cañitas.

     Una vez apuntado … venia la parte mas dura entrenar y prepararse adecuadamente para tal prueba,  unos consejos de mi mister Jorge Manuel Perez, con unas pautas básicas a seguir y lecturas diversas  de como afrontar  este tipo de carreras  5 meses siguiendo una planificación que con pautas diarias de entrenamiento y descanso adecuadas a mis horarios y obligaciones intente cumplir de una manera mas o menos fiel. El objetivo era claro , acabarla pero no caminando se trataba de correr e intentar llegar corriendo hasta el final. Pasaron los meses y llego el día D   y la  hora H. Las dos semanas previas estuve muy nervioso y preocupado, por no saber si todo el trabajo realizado llegaría a dar sus frutos.  Han sido muchos km corridos, muchas horas de bicicleta, horas de gym pero os digo que el trabajo y la satisfacción personal de conquistar un reto de estas características  merece mucho  mucho la pena y sobre todo los ánimos de todos vosotros… sois la OSTIA..
      
  
  Nos plantamos en el día de la carrera y el  comienzo fue muy  positivo llegar a recoger el dorsal y encontrarte con Don Miguel Martinez Basurco, que decir, maratoniano, ultrafondista, triatleta … grandes consejos los que me dio y lo del protector de estomago no se me olvida en la vida …. hay si lo hubiese tomado pero de los errores se aprende. Gracias don Miguel es usted un ejemplo a seguir como persona y como deportista.
          Salimos con un ritmo muy vivo de todo, ( cosas de  salir guapos en las fotos), pasado el primer km ya adecuo el ritmo a mi marcheta establecida en torno a 6.30, 7 minutos por km hasta el km 48. Van cayendo los km y los avituallamientos, voy rodando por encima de la media muy entero por debajo incluso de 6,30 km minuto, ruedo cómodo y junto a un grupito del mismo ritmo, vamos hablando y los km caen poco a poco. Llegamos al  km 23 avituallamiento y allí me encuentro  a mi cuñado, gracias por las fotos… comemos algo bebemos y de nuevo marcheta,… kms y kms con buen ritmo y muy buena conversación junto a mis compis de carrera Guillermo,  Jorge y Alberto  llegamos a  a Fromista, muy por delante del tiempo previsto, había calculado que 7 horas y estaba en 5 horas 30 de momento todo marchaba genial cuerpo y mente juntos y de momento fuertes  Me despido de mis compañeros , ellos se quedaban allí y yo continuo un km mas,  parada obligatoria a comer algo y cambiarse de ropa.
dd

     Fromista hay que comer sin ganas pero había que comer, no mucha cantidad pero había que meter algo solido al estomago, como, descanso,  cambio de ropa, frontal en la mochila, manguitos y guantes para afrontar la noche  y de nuevo  hacia la meta.  Sobre lo previsto la primera hora y media tocaba caminar para no forzar mi estomago con la comida y de paso dar un descansin a  las patucas. Tras la caminata de nuevo a correr , hay que ver lo fácil que se acomodan las patucas a caminar, costo coger ritmo para volver a correr, ahora ya solo sin la compañía de mis compañeros los km se hacen mas largos y el ritmo , ahora si esta sobre lo establecido 7,30 el km, van cayendo los km y la tarde;  km 60, km 70 , y llegamos al 80 a partir de hay comienza una pequeña odisea, deciros que había tomado un gel en el km 30  otro en el 50 , unas barritas en el 70,  que creo que no me sentaron nada bien, además de bebidas isotónicas en todos los avituallamientos,   a partir del km 75 mi estomago comienza a revolverse, por lo tanto toca parar y  caminar hasta el 80 y allí ya fue un querer y no poder comienzan los vomitos, (cosas de Barritas o comidas o bebidas isotónicas, realmente no lo se ), del km 80 al 85 se me hizo eterno, cosas del querer y no poder con un terrible dolor de estomago, voy caminado y  decido parar, mi estomago no responde y los dolores aumentan, con lo cual un hora sentado, esperando encontrarme mejor para continuar la marcha. Por mi cabeza, pasa la idea de retirarme, pero esa fuerza de voluntad y mental salió a relucir y continuamos  hacia adelante., deciros que también influyeron los pocos km que me quedaban a la meta, tan solo 27,  simplemente había que caminarlos y llegar a la meta. 


          Con el paso de  los km mi estomago se asento, pero decido continuar caminando, no he podido comer ni beber  nada y no quiero quedarme vacio. Los km se me hacían eternos y la noche  ya estaba entrada, poco poco y pasito a pasito llegamos a Herrera, mi pueblin, esto me dio muchísima fuerza. A falta tan solo de 10 km decido arriesgar, mi estomago ya no duele, y decido meter al cuerpo algo de comida, caldo caliente y me tomo un gel,  y decido correr de nuevo, los dos primeros km costaron pero de nuevo mis piernas cogieron ritmo y el ver la meta tan cerca te da alas. Al final Finisher 15 horas 13 minutos, muy contento y satisfecho, brutal la experiencia.

           De los errores se aprende y don Miguel me comento en la salida si tome el protector de estomago, yo principiante y novel, ni se me paso por la cabeza, quizás con ese protector, mi estomago hubiese funcionado perfectamente, no los se pero al final el resultado hubiese sido el mismo, llegada a la meta , quizás un par te horinas antes.
 En definitiva brutal la experiencia,  tanto física, como sobre todo mentalmente, indescriptible la sensación de llegar a meta y  ver como te esperan los tuyos.


Gracias gracias y gracias chicos por todas vuestras frases de apoyo y animo… nos vemos en la siguiente o por lo menos lo intentaremos.. Road  to Dragonte……


No hay comentarios:

Publicar un comentario